Proyecto Educativo

EQUIPO EDUCATIVO

Nuestro equipo educativo está formado por un personal estable y titulado que partiendo de las necesidades básicas e individuales de cada niño, organiza y planifica los recursos apropiados para que cada alumno tenga acceso a múltiples y variadas situaciones de aprendizaje y desarrollo satisfactorio.

Nuestro proyecto se basa en potenciar en los niños y niñas un desarrollo emocional equilibrado respondiendo a sus necesidades fisiológicas, intelectuales y de socialización generado siempre dentro de un clima de seguridad y afecto, cuyas principales metas serán: la adquisición de la autonomía personal, desarrollo sensorial y capacidad de comunicación y socialización.

Tendremos en cuenta, no solo el grupo-clase sino que también nos centraremos en una atención Personalizada, respetando las características individuales de cada alumno/a, ya que cada niño/a tiene su propio ritmo de maduración, desarrollo y aprendizaje el cual tendremos en cuenta en la práctica educativa.

APRENDER JUGANDO

Las actividades que planificaremos, serán en todo momento actividades lúdicas, con la finalidad de que puedan desarrollar sus habilidades, destrezas, lenguaje, inteligencia e imaginación. Esta planificación lúdica se debe a que el JUEGO, es el lenguaje natural para los niños de esta edad, así como la pieza clave de su aprendizaje. Mediante el juego aprenderán a conocerse a sí mismos y al mundo que les rodea.

APRENDER HACIENDO

En todo momento, pretendemos que el niño/a vivencie, manipule y experimente todo lo que realiza, siendo el protagonista de su propio aprendizaje.
Como decía el pedagogo John Dewey, “…se debe estimular a aprender actuando”.

Potenciaremos las actividades tanto individuales como el trabajo cooperativo y favoreceremos el trabajo en grupo, respetando y potenciando las diferentes situaciones sociales, ofreciendo la posibilidad de que cada uno aporte sus ideas. Crearemos un ambiente favoreciendo las relaciones entre iguales y con los adultos.

APRENDIZAJE SIGNIFICATIVO

Siempre tendremos en cuenta que los niños y niñas aprendan de forma significativa, es decir, comprendiendo lo que están aprendiendo; evitando el aprendizaje memorístico o por repetición y transmitiendo contenidos que tengan sentido y significado para ellos. De esta forma construirán progresivamente conocimientos sólidos.
Para ello presentaremos el material y actividades de forma motivadora, huyendo de lo repetitivo y monótono ya que el niño y la niña deben estar motivados para que su actitud sea favorable hacia el nuevo aprendizaje.

RELACION FAMILIA-ESCUELA

Por último mencionar que consideramos de relevada importancia mantener una relación positiva entre la Familia y Nuestra Escuela, puesto que son dos contextos complementarios e imprescindibles en los procesos de socialización, aprendizaje y educación de nuestros niños.

Ambas partes (familia-escuela) debemos trabajar conjuntamente, para que los niños y niñas observen una coherencia entre lo que aprenden en casa y en la escuela. Nuestra intención es que la familia potencie el aprendizaje transmitido en el aula.

Por lo tanto, una relación de colaboración y acuerdo mutuo entre familia y escuela beneficia al niño y a la niña en el desarrollo armónico de su personalidad.

“Lo que pongas en los primeros años de la vida de un niño, quedará en ella para siempre”.